Buscar este blog

martes, 2 de abril de 2013

Gunpei Yokoi, el genio que sólo se equivoco una vez

Querido lector, ya sé que no soy nadie para pedir favores, pero hoy me gustaría hacer una excepción y te pido por favor que leas el artículo hasta el final, no por mí, si no por la persona de la que te voy a hablar a continuación. Estaba terminando de redactar el artículo cuando me he decidido a cambiar toda la introducción que tenía escrita por este párrafo y es que hay tan poca información disponible en castellano del genio que voy a presentarte a continuación que es injusto que el gran público no lo conozca. Tanto si te gustan los videojuegos como si no, le debemos un reconocimiento a Gunpei Yokoi, una de esas personas que hacen que el mundo avance y que con infinidad de buenas ideas puso los cimientos para que Nintendo llegara a ser lo que es hoy pero que una sola, aunque enorme "cagada", hizo que tuviera que abandonar la compañía de su vida por la puerta de atrás  negándosele el reconocimiento que merecía.


Gunpei Yokoi uno de los pilares del éxito de Nintendo.

Gunpei Yokoi, nació en Kioto el 10 de Septiembre de 1941 y según sus padres, desde pequeño destacaba su gran imaginación e inventiva, lo que hizo que se graduara con honores en electrónica en la Universidad de Doshisha. Es bien conocido que Nintendo antes de dedicarse al mundo del videojuego era un afamado fabricante de naipes tradicionales de Japón y Yokoi fue contratado como ingeniero de mantenimiento de la línea de producción.

Durante aquella época, el visionario y carismático presidente de Nintendo, Hiroshi Yamauchi, del que os he hablado en el artículo "El caballo de Troya de Nintendo" quería darle un giro a la misión de la compañía tras empezar a darse cuenta que la gente cada vez jugaba menos a las cartas. Uno de los mayores éxitos de Nintendo fue una colección de naipes con motivos de personajes de Disney enfocada para los más pequeños por lo que decidió que transformar Nintendo en una compañía juguetera sería una buena oportunidad de negocio.

Una mañana mientras Yamauchi paseaba por la cadena de montaje observo una especie de brazo mecánico que había desarrollado Gunpei durante sus ratos libres y le pidió que lo desarrollara para venderlo durante la campaña navideña. La "Ultra mano" que es como se le denominó, fue un éxito y llegó a vender la friolera de 1,5 millones de unidades lo que hizo que Gunpei fuese rápidamente ascendido y se le encargara el desarrollo de nuevos juguetes. Entre ellos, los más curiosos fueron un medidor del amor en el que cada integrante de la pareja cogía una bola metálica con la mano y el aparato era capaz de medir el grado de amor que se tenían y que fue conocido como "Love tester" o una especie de cubo de Rubik que se conoció como "Ten Billion barrel" y que era una auténtica obra de ingeniería. 


La Ultrahand, el Ten billion barrel y el love tester, primeros inventos de Gunpei Yokoi en Nintendo.

Nintendo comenzaba a destacar en el mundo del videojuego y Yamauchi siempre tuvo claro que el futuro no eran los salones recreativos, si no las máquinas en si mismas por lo que pidió a Gunpei que pensara en la manera de poder jugar a videojuegos de forma casera. Un día que volvía a casa en el tren bala de Japón, observó como un ejecutivo se entretenía con una simple calculadora y comenzó a trabajar en los que serían las precursoras de las consolas portátiles. 

Todos los lectores que tengan más de 30 años recordaran las "maquinitas" de cristal líquido de principios de los 80, pues este señor del que llevo hablando durante estos párrafos fue el inventor de las mismas. Las conocidas mundialmente como "Game & Watch" fueron el germen no sólo de las consolas portátiles, si no que también fue el padre del sistema de control actual, con una cruceta en el lado izquierdo para indicar las direcciones de arriba, abajo, izquierda y derecha y los botones de control en el lado derecho. Aunque pueda parecer una nimiedad, este sistema de control fue tan revolucionario en la época que nunca ha podido ser sustituido y hasta el mando de la futura Playstation 4 va a basar su control en este sistema. 


Que recuerdos me traen la "maquinitas" Game & Watch

Pero la genialidad de Yokoi no acabó aquí. Tras ayudar en el desarrollo de la Famicom y sobre todo ser parte importantísima de la estrategia de marketing para introducir en el mercado americano la primera consola de Nintendo con el invento de la pistola Zapper y del robot R.O.B. del que os hablo en la segunda parte del artículo "El caballo de Troya de Nintendo", dirigir a Shigeru Miyamoto en la programación de Super Mario Bros y crear el videojuego de Metroid, una de las sagas más importantes de los inicios de Nintendo, su gran invento y por el que siempre será recordado estaba por llegar. 

En abril de 1989 fue lanzada en Japón la que a la larga sería la tercera consola más vendida de la historia. De la mezcla entre la portabilidad y escaso consumo de batería de los Game & Watch y el sistema de intercambio de cartuchos de la N.E.S. nació del equipo de desarrollo encabezado por Gunpei Yokoi la mítica "Game Boy". 


Todos los modelos y evoluciones de Game Boy en los que Gunpei Yokoi estuvo involucrado.

Técnicamente esta consola era inferior a sus competidores pero estaba excelentemente pensada y diseñada. Era la consola más pequeña y ligera del mercado. Programar para ella era muy sencillo y rápido por lo que los estudios no requerían de grandes inversiones para sacar sus juegos, además, como os comentaba en el artículo "Lo más pequeño puede ser lo más importante" su autonomía y bajo consumo de pilas, auténtica apuesta personal de Gunpei Yokoi, fueron una ventaja competitiva importantísima a la larga y por si fuera poco los mejores juegos que se desarrollaron para la consola estaban programados por el equipo de Yokoi. 

Con Game Boy, Nintendo había conseguido crear un icono de los años 90 y fue tal el éxito de esta consola que ningún competidor consiguió hacerle sombra durante los siguientes diez años; tuvo que ser su sucesora, la conocida como "Game boy Advance" la que cogiera el relevo. 

Con toda esta carrera a sus espaldas y sobre todo tras el éxito mundial alcanzado por Game boy, Gunpei Yokoi estaba en lo más álgido de su carrera y pidió a Nintendo que le dejara desarrollar su siguiente proyecto. A mediados de los 90, los ordenadores comenzaban a crear mundos poligonales para los videojuegos que cambiaban el concepto de juego que hasta entonces se tenía y se comenzaba a soñar con la realidad virtual y cascos o gafas que consiguieran transportarnos a otros mundos. 

En esta línea, en 1995, Nintendo lanzó en Japón "Virtual Boy" una consola ¿ portátil? desarrollada por el equipo de Gunpei Yokoi que a la postre se convertiría en el mayor fracaso de la historia de la compañía y en la caída del personaje que nos ocupa.


El Virtual Boy, la mayor cagada de la historia de Nintendo
Virual Boy era un invento un tanto atípico y es que era una especie de casco aparatoso donde había que introducir los ojos para encontrarse dos pantallas que conseguían un efecto tridimensional en los juegos. La potencia de la consola estaba bien para la época contando con un procesador de 32 bits y salió al precio de 180 $ aproximadamente. 

Pero hasta aquí las virtudes del invento, porque todo lo demás eran inconvenientes. La consola se quedó a mitad de camino entre portátil y sobremesa, ya que a pesar de contar con cartuchos pequeños como los de Game Boy y funcionar a pilas, sus dimensiones y peso además de su fragilidad hacían imposible que pudieras llevártela a ningún sitio. Por otro lado  su concepto hacía que el jugador se aislara y esto no es muy recomendable cuando estas fuera de casa. 


No me negareis que no dan ganas de darle una colleja.
Como el casco pesaba casi un kilogramo, debía estar apoyado en un trípode que por algún misterioso motivo no se podía regular en altura, lo que hacía que el jugador se tuviera que inclinar hacia ella, provocándole un terrible dolor de cuello y de espalda al cabo de un rato, pero eso no era lo peor. La consola sólo podía reproducir un color en un fondo negro y se decidió que fuera el rojo porque según Yokoi "gastaba menos batería y es el más visible de los colores primarios" con lo que no contaban era que el rojo es un color bastante molesto a la vista por lo que al cabo de cortas sesiones de juego empezaban a aparecer dolores en los ojos y en la cabeza, lo que les obligó a que los juegos programaran una parada cada 20 minutos y a advertir en la caja de la consola y los cartuchos como si fuera un paquete de tabaco que el uso prolongado podía acarrear estas enfermedades. Incluso se desaconsejaba su uso para niños menores de siete años. ¿Qué padre se atrevería a comprar esto?

Aunque los juegos eran bastante divertidos (yo dispongo de tres de ellos y el efecto tridimensional y la sensación de aislamiento está bastante conseguido) al ser en tres dimensiones eran muy difíciles de mostrar las capturas de las pantallas lo que hizo que Nintendo desaconsejara a la prensa que las enseñara en sus análisis de los juegos, lo que consiguió un efecto contrario ya que se percibían gráficos demasiado pobres para la época.


En que estarían pensando para añadirle ese horrible color rojo
  
Todos estos inconvenientes hicieron que la consola fuera un fracaso tremendo en ventas y con sólo una veintena de juegos y un año en los mercados japonés y americano Nintendo decidió retirarla del mercado teniendo que asumir las pérdidas millonarias que les costó desarrollar un aparato de estas características. 

A pesar de que en varias páginas de Internet y en algún libro afirman que Nintendo apartó a Gunpei Yokoi de todos los proyectos y fue tratado como un marginado invitándole a marcharse, otros autores, y tengo que añadir que son los más reputados, comentan que fue él mismo el que decidió dejar la compañía tras la vergüenza que sentía después de este sonoro fracaso, algo muy japonés por otra parte. Sea como fuere, Yokoi decidió montar su propia empresa de hardware bajo el nombre de Koto Laboratory. 

Al poco tiempo de fundar su compañía consiguió un acuerdo con la juguetera Bandai y desarrolló la que sería su última videoconsola portatil y que nacería para competir con su  Game boy, pero nuestro protagonista nunca llegaría a verla en el mercado ya que el fatídico 4 de octubre de 1997 a la edad de 56 años y tras sufrir un accidente menor en una autopista japonesa mientras se bajaba del vehículo para ayudar a otras personas implicadas en el accidente, un vehículo lo atropellaba llevándose con él la vida de uno de los más grandes genios del mundo del videojuego. 

Al principio del artículo te pedía querido lector que intentaras leerlo hasta el final como homenaje a alguien tan extraordinario y desconocido como fue Gunpei Yokoi y espero que te haya merecido la pena hacerlo. Llevo escritos más de quince artículos en este blog y en todos ellos acabo con la misma frase, pero si ha habido alguien que la merece por encima de cualquier otro ese es sin lugar a dudas Gunpei Yokoi y es que sin él los videojuegos no serían tal y como los conocemos hoy en día. 

6 comentarios:

  1. De todas formas, yo creo que se adelantó a lo que son los videojuegos casi 20 años al apostar por el 3D, pero la tecnología de la época no le ayudó a desarrollarla plenamente . Hacer algo así en aquella época era muy arriesgado y de mucho mérito y podía salir bien o mal, aquello salió mal, pero estoy seguro que lo utilizaron las demás empresas para no cometer sus errores, si no lo hubiera hecho nunca, el 3D habría tardado en llegar mucho más. Me recuerda a los aviones y helicópteros que diseñaba Leonardo, seguro que si los hubiera llegado a ejecutar nunca hubieran volado y habría muerto gente al intentarlo, pero gracias a él la aeronáutica llegó antes, porque gracias a sus diseños como base y punto de partida, los ingenieros del siglo XX, solo tuvieron que reinterpretarlos y darles forma... Lo del casco fue un fiasco empresarial, pero técnicamente fue un adelanto brutal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, lo primero, muchas gracias por tu comentario. Estoy totalmente de acuerdo contigo y de hecho en todo el artículo planteo la figura de Gunpei Yokoi como un innovador genio adelantado a su tiempo, incluso la última consola portatil de Nintendo 20 años después de sacar el Virtual Boy, incorpora el 3D sin gafas como su mayor ventaja.
      Lo que a mi realmente me entristece de este personaje es que por desgracia en casi todos los sitios se le conoce más como el creador de Virtual Boy que por el de Game Boy.
      Un saludo y de nuevo gracias por tu comentario

      Eliminar
  2. Tu que opinas sobre su "misteriosa" muerte. para mi le adelantaron su jubilacion, despues de todo los negocios son negocios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. p.d. esos yakuzas no saben manejar.

      Eliminar
    2. Hola, yo creo que la muerte de Gunpei Yokoi fue sólo fruto de la mala suerte. Muchas personas mueren al cabo del año en circunstancias similares y es una de las recomendaciones que siempre te dicen en caso de accidente.
      Muchas gracias por tus comentarios.

      Eliminar
  3. Gambling laws and policies range from one area to another. Some 온라인 카지노 sites mentioned in this review most likely not|will not be} accessible in your area. Always do your due diligence and check your native gambling policies. Don’t worry; we are going to walk you through the steps utilizing BitStarz, our high decide, as an example. The process ought to be the identical for all other on-line Bitcoin roulette sites.

    ResponderEliminar